lunes, 24 de abril de 2017

En Infantil aprendemos la tabla.... de sumar (de las otras hablamos otro día)

            El aprendizaje de la TABLA DE SUMAR es un contenido que se aborda, siguiendo la metodología ABN, en la etapa de Infantil.
            Las combinaciones de los 5 primeros números se aprenden con la utilización de los dedos, colocando un sumando en cada mano. Para hallar el resultado les decimos que empiecen a contar desde el número más alto (donde hay más dedos levantados).
Como nos recalca Jaime Martínez Montero, creador del método, es importante que el cálculo resuelva un problema (o historias como nos gusta llamarlos a nosotras).  
             El planteamiento  de problemas orales supone un importante trabajo en el área de Comunicación y Representación de la etapa de Infantil.
            Si los sumandos no nos caben en los dedos, por ejemplo 7 +5, les podemos decir  que “se pongan” el número más alto en la cabeza y pongan el otro sumando con los dedos extendidos. Para saber el resultado tienen que contar desde el número que tienen en la cabeza.
            Cuando los sumandos son superiores a 5 podemos recurrir a ciertos “trucos” como el de las manos enfrentadas. 
            Para integrarlo en nuestras rutinas de asamblea, una vez que hemos pasado lista y sabemos el número de niños y de niñas que hay, nos colocamos por parejas y cada uno representa un sumando ( el número de niños o de niñas), y así comprobamos si coincide con el número total de alumnos que estamos ese día.


            Otro truco que podemos emplear es que se coloquen por parejas, esta vez uno detrás de otro, el que está detrás le “presta” los cinco dedos que necesita para cada sumando. Una vez que haya practicado, el niño no necesitará ver los dedos que le han prestado, ya los tendrá en su cabeza.


                                                                     En el caso de la foto sería 8 + 7.
           
             Las tablas de sumar podemos practicarla con distintos MATERIALES.
            Ya os enseñé las mariquitas de Conchi Bonilla en una entrada anterior.
            Otro recurso interesante son los dados.
Podemos lanzar dos dados y sumar lo que sale, el resultado se retrocuenta, es decir se cuenta hacia atrás, por ejemplo “5+2=7, 7, 6, 5, 4,3,2,1,0… y le paso los dados al compañero”. Mis alumnos a la segunda vuelta decidieron cambiar el final de la retahíla y en lugar de compañero decían bombero, policía… o lo que se les ocurría.
Una variante de este juego es que la retrocuenta la hagan contando cabezas de sus compañeros, al llegar al cero tendrán que cambiar el puesto con ese amigo.
            Para practicar con cantidades más grandes podemos añadir puntos en dados que ya tengamos.







                 Los cubos apilables son de mucha utilidad en este tipo de actividades.  Podemos hacer la torre del número de niños y del número de niñas en distinto color, las unimos y contamos, a partir del número de niños, para obtener el total de alumnos. Al invertir la torre podemos hacer una suma diferente pero con el mismo resultado, visualizando la propiedad conmutativa.

  





            La baraja de “números amigos” nos ofrece multitud de posibilidades de juego. Una de las más demandadas es la de buscar parejas, al estilo de los memorys, pero con la dificultad añadida de que las cartas que forman pareja no son iguales, suman la misma cantidad.




            Podéis ver muchos más ejemplos del trabajo con la tabla de la suma en:


y en el canal de youtube de Conchi Bonilla.

Si estáis interesados en profundizar en ABN para Educación Infantil, sin duda consultad el libro de Jaime Martínez Montero "Desarrollo y mejora de la inteligencia matemática en Educación Infantil".

                                                                                  Maite Murillo
                                                                                  CEIP Torre Ramona - Zaragoza                                           

No hay comentarios:

Publicar un comentario