martes, 6 de diciembre de 2016

Foto-historias para aprender

A veces, cuando comenzamos un proyecto en Educación Infantil hay conceptos difíciles de explicar a nuestro alumnado utilizando las imágenes y las palabras.
Y, esto es lo que sucedió en mi aula de 4 y 5 años cuando, inmersos en un proyecto sobre Piratas, intenté explicarles sin éxito qué era un corsario.
Así que ni corta ni perezosa les propuse ir a nuestro rincón del proyecto en el que teníamos disfraces y escenificar una historia para poder comprenderlo mejor. Casi casi, antes de acabar la frase ya estaban todos allí como podréis imaginar.


Para hacerlo seguimos el siguiente proceso:
1. Pedí voluntarios para interpretar a cada uno de los personajes propuestos.
2. Se fueron caracterizando con la ropa adecuada que encontraban en el rincón de los piratas pudiendo pedir la ayuda de algún compañero.
3. Con los juguetes y elementos del aula creamos los diferentes escenarios.
4. Entre todos construimos la historia y concretamos dónde se desarrollaría cada parte de la misma.
5. Los actores se prepararon y sentamos al público en la asamblea.


6. Mientras ellos actuaban, bueno, mejor dicho, mientras ellos aprendían jugando a través de la interpretación, yo les iba haciendo fotos con el móvil.
7. Otro día subimos esas fotos a la página web Pixlr en la que pusimos los textos, la narración de la historia, alguna onomatopeya...
8. Poco a poco vamos construyendo la foto-historia, en la que a todos nos quedó claro qué era la Patente de Corso y qué significaba llegar a ser un corsario.
9. La monté en un Power Point para subirla a la página Issuu con formato de cuento.
Y... ¡eso es todo! Esperamos que os guste



Carolina Calvo García
CRA Bajo Gállego Leciñena, Zaragoza

2 comentarios:

  1. Muy interesante Carolina, creo que da mucho juego la diferencia entre corsario y pirata

    ResponderEliminar